jueves, 8 de mayo de 2008

Comiendo con Juanjo Sampedro

Ayer tuve la oportunidad de comer con Juanjo Sampedro, joven "jubilado", que aprovecha su tiempo libre para tomar el sol en la "huerta" (alicantina, claro) y precursor de la aplicación del marketing en nuestro entorno. ¿Por qué?. Pues porque hasta hace muy poco tiempo ha sido el responsable de Marketing de Fagor Electrodomésticos, empresa que ha trabajado el campo del marketing en nuestro entorno antes que ninguna. No en vano ya en la década de los 60 trabajaba la publicidad, según nos contó Juanjo el año pasado en nuestro MBA.

Siempre es un placer hablar con él, escuchar sus opiniones, tratar de responder a sus preguntas o echar unas risas con sus anécdotas. Hablamos de muchas cosas, me preguntó sobre mi estancia en Estados Unidos, comentamos la nueva imagen de MONDRAGON, las estrategias de marca de Fagor Electrodomésticos, sus nuevos proyectos, etc, etc.

Volviendo en coche a la Facultad repasé dos aspectos que se me quedaron grabados:

- La vitalidad de estos nuevos jubilados, personas con unas tremendas ganas de seguir aprendiendo, de aportar cosas, de compartir sus experiencias. Desde la universidad debemos aprovechar todo este "capital experiencia", y establecer lazos de colaboración, que nos permitan transmitir sus conocimientos, sus éxitos y sus fracasos a las nuevas generaciones.

- Hace bien poco nos han aprobado un proyecto para la creación de un Instituto de Marketing Industrial, con el objetivo de crear una comunidad de personas interesadas en el desarrollo del ámbito de marketing industrial. Hablé largo y tendido con Juanjo sobre este tema. El me transmitió su interés y me contó su participación en una experiencia similar hace algunos años con la gente de la ESTE. Le pregunté los motivos por los que en su opinión no siguió adelante dicha iniciativa.

1. Por problemas de agenda. La gente que formaba parte de dicha iniciativa (entre 8 y 10) se reunían todos los meses, pero al cabo de algunas reuniones empezó a ser imposible reunir a todos ellos.
2. Contenido. Tras las primeras reuniones, resultaba complicado encontrar puntos de interés en común. Claro que la forma de organizar las sesiones no ayudaba. Cada mes uno de los participantes presentaba su problemática particular. De tal forma que a veces la sesión era interesante, pero otras, no tanto. La idea era "yo cuento algo, y si te interesa, bien".

De vuelta a casa comentaba con David como podemos poner en marcha dicho Instituto, tratando de evitar, entre otros muchos, esos problemas. Estamos en ello. Tendréis noticias nuestras. Esperamos tener nuestra propia comunidad, como la que gestiona Aitor.

Y yo me preguntó: ¿Tendré la vitalidad de Juanjo cuando llegue a mi jubilación?.

Mi sueño es hacer una tesis en historia sobre Petra (no me preguntéis el porqué..), cuando me jubile, allá por el 2050, con 77 años, más o menos...

5 comentarios:

lander dijo...

La verdad es que es un placer oir hablar a gente mayor que ha acumulado un montón de experiencias... y sabe contarlas. Me resulta muy curioso lo del grupo que dejó de funcionar. ¿Cuántas veces pasa ésto, verdad? Seria muy interesante buscar factores que ayudan o impiden el funcionamiento estable de iniciativas, que, en un principio, todos las das por buenas.

David Sánchez Bote dijo...

Quien sabe, quizás sucede que al contrario de lo que piensa la mayor parte de la gente no siempre el encuentro físico es el mejor indicador de éxito. En fin, investigaremos nuevas formas de hacer para que no se repita el fracaso

David Sánchez Bote dijo...

Por cierto Lander, no firmes con la identidad de blogger sino con Nombre/URL, así te podremos seguir hasta tu blog

Germán dijo...

Yo he conocido a Juanjo como cliente y la verdad es que es todo un señor. Los consultores tenemos la posibilidad, en algunas ocasiones, de trabajar y divertirnos al mismo tiempo. Suele depender del estilo de la persona que nos contrata. Juanjo te daba siempre esta oportunidad.
Un cordial saludo,

Germán

Mikel Mesonero dijo...

@Lander y David, según parece el interés existía pero el problema fue de facilitar ese intercambio de experiencias. Y facilitar no es sólo (que, también) poner tecnología, sino buscar puntos de encuentro, intereses comunes. A ver como lo hacemos...

@german, I agree 100%. Experiencia, conocimiento, ideas claras, ganas de aprender y, mi preferida, humildad.

Lo dicho, un placer conocer gente como Juanjo.