jueves, 4 de septiembre de 2008

Ya semos aquí...


Tras un prolongado paréntesis vacacional, esta semana hemos vuelto a la Facultad. Curso nuevo, año nuevo, para nosotros. En el plano personal cierta incertidumbre cara al futuro, fruto de los proyectos que queremos abordar en la universidad, y que afectaran a lo que vaya a hacer. Interesantes y atractivos todos ellos.

Tal y como han hecho mis "colegas" blogueros (David, Aitor, Lander o Juanjo) iniciemos el año "blogger" con algo sencillo, contando como me han ido las vacaciones. Sinceramente, hacía años, muchos años que no vagueaba tanto (al menos en el plano profesional, el personal ha sido otro cantar). He rememorado aquellos tiempos de la tierna juventud donde la máxima preocupación estribaba en saber si iba a hacer bueno o no para ir a la playa, el sabor del polo de MIKO que me iba a comer o el calendario de fiestas.

Relax del bueno en el crucero que hemos hecho por el Mar Egeo, dos amigos (Juanjo, Oru) y yo. Zarpamos de Atenas y una semana después arribamos en Estambul. Precioso el viaje y la experiencia. La cuento aquí. Confieso que nunca me había motivado un viaje en barco, por eso de los mareos, cierta sensación de ¿qué se puede hacer todo el día en un barco?. A toro pasado, lo único que puedo decir es que ya estoy pensando en el siguiente. A los aitas también ya les he recomendado que vayan en cuanto puedan. Razón tenias Juanjo (Sampedro, en este caso)!!.

El viaje se resume en mucho relax, mucha relación social, mucho calor y una promesa: Volver a Estambul. Ese atardecer atracado enfrente de Santa Sofía, Mezquita Azul y Topkapi sno tiene precio...para todo lo demás... A la vuelta visita a mi catedral particular (al Nou Camp) para ver el Barcelona-Wisla de la Champions. 4-0 y buenas sensaciones (veremos en que se traducen...). Animo Pep!!.

El resto del mes en Zumárraga. Escapadas playeras para mantener el moreno. Visitas capitalinas a Mari Jaia y Semana Grande. Mucho footing. Pendiente del aita y su salud. Colgado del móvil, escribiendo otra tesis, en este caso, en forma de sms.

Lecturas, pocas. Nada original, "El juego del angel" de Ruiz Zafón (deliciosas las conversaciones entre el protagonista y su ayudante). Y uno que me ha superado, "Jesus" de Pagola. Mucho tomate. Lo dejare para mejor ocasión.

Lo dicho, un verano intenso (en lo personal) que ¿quién sabe? puede lo recuerde toda mi vida. Y ahora, a retomar el mundo del CRM, el Marketing y lo 2.0. David, espero con ganas tu lección inaugural.

Y yo me pregunto: ¿Qué hacia ahora hace un año, allá por Atlanta?. Pasar calor, seguro!!. Como pasa el tiempo...

1 comentario:

Julen dijo...

Bienvenido al club de la comedia. Por cierto, ¿cómo se llama el equipo éste de Soria..., sí, el...?
Vale, vale, que no es cuestión de hacer sangre jajajajaja.
Disfruta, que si haces estadística con la gente del planeta, no veas la suerte que tenemos.
Un abrazo.